Información científica sobre enfermedades respiratorias

AREA PUBLICA

Descargas   |   Contacto  

Vida Cotidiana

Encuentre Información referida a la vida cotidiana en pacientes con enfermedades obstructivas
o alérgicas de la vía aérea


DORMIR Y LA SEXUALIDAD EN LA EPOC


Las personas que sufren enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) sienten la presencia de esta patología en diversos aspectos de la vida cotidiana, con consecuencias negativas sobre la calidad de vida.
Dos de las facetas de la repercusión de la EPOC sobre la vida diaria, muchas veces no contempladas, son las referidas al sueño y a la actividad sexual.

El sueño en pacientes con EPOC
Cuando una persona sana duerme, normalmente se reduce el contenido de oxígeno en la sangre. Puede deducirse fácilmente que esta característica fisiológica normal repercute negativamente en los sujetos con EPOC, sobre todo si se tiene en cuenta que el reflejo de la tos también disminuye, lo cual lleva a retención de secreciones de la vía respiratoria.
Si a estas circunstancias le sumamos otros factores comunes en individuos que padecen EPOC (tabaquismo, obesidad, etc.) no resulta infrecuente ver que se desarrolla el síndrome de apnea-hipopnea del sueño.
Por este motivo, si Ud. o alguien cercano padece EPOC y presenta:

  • somnolencia diurna notoria
  • obesidad
  • ronquido nocturno importante
  • cefalea matutina

Consulte a su neumonólogo para que él evalúe si resulta necesario hacer algunas pruebas especiales para descartar el síndrome de apnea- hipopnea del sueño.

Actividad sexual y EPOC

La actividad sexual de un paciente con EPOC suele verse afectada desde el momento mismo del diagnóstico de patología respiratoria crónica. Uno de los motivos son los temores a empeorar el cuadro respiratorio, tanto por parte del propio paciente como de su pareja.
Por otra parte, además del temor, la presencia de disnea (dificultad respiratoria), fatiga o efectos derivados del uso de oxígeno, pueden interferir con el deseo o con la realización del acto sexual.

Es conveniente conocer algunos aspectos de la relación de la actividad sexual con la EPOC.
En primer lugar y como resulta comprensible, durante la relación sexual se producen pequeños incrementos en la frecuencia cardíaca y respiratoria, es decir, en el número de latidos y de respiraciones producidos durante un minuto. Estos pequeños incrementos no son peligrosos para su salud y de ninguna manera contraindican la actividad sexual. Sin embargo, es necesario tener en cuenta algunos consejos y precauciones. Entre ellos se pueden mencionar:

  • Disponer de un sitio con temperatura adecuada
  • Evitar los encuentros sexuales luego de una comida, o si está bajo los efectos de tensión nerviosa o estrés
  • Tomarse un período previo de descanso, relajación e higiene bronquial
  • Adoptar posiciones cómodas, sin tener que soportar peso.
  • Tener a mano los aerosoles de rescate para, si es necesario, utilizarlos antes o después de la relación

A esto se agrega la actitud comprensiva de su pareja y una actitud de apertura mental para poder disfrutar relaciones sexuales satisfactorias.
Es natural tener temor y hasta negar los problemas y necesidades, pero conversando con su médico con franqueza puede aclarar estos puntos y mejorar su calidad de vida.

PHX/CCI/0127/16 - Editora Médica Digital.



Mostrar Todas