Información científica sobre enfermedades respiratorias

AREA PUBLICA

Descargas   |   Contacto  

Paciente y Familia

Encuentre Información referida al paciente y a la familia de personas con enfermedades
obstructivas o alérgicas de la vía aérea


¿QUE ES LA ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRONICA Y QUE ES UNA EXACERBACION?


Standards for the diagnosis and management of patients with COPD.Disponible en: www.thoracic.org/go/copd. Consultado el 17/10/2013 .

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es la expresión de la dificultad para expulsar el aire de los pulmones. La tos, la falta de aire, las secreciones mucosas respiratorias y la fatiga son parte del cuadro clínico, que se confirma con la espirometría. 

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD PULMONAR OBSTRUCTIVA CRÓNICA (EPOC)? 

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se caracteriza por la dificultad para expulsar el aire de los pulmones. De manera similar al asma, la EPOC se presenta con falta de aire y sensación de cansancio, pero estas enfermedades son diferentes en los mecanismos que les dan origen y en el daño que causan en las vías respiratorias. 
Hay dos tipos generales de EPOC: el enfisema y la bronquitis crónica. En el enfisema, las paredes de los alvéolos (las pequeñas bolsitas de aire en los pulmones) están dañadas. Como resultado, los alvéolos se expanden cuando ingresa el aire (al inspirar) pero no tienen capacidad para contraerse y eliminar el aire, que queda retenido. El aire extra en los alvéolos, sumado al colapso de las vías aéreas durante el esfuerzo para respirar, son la causa de la falta de aire. La bronquitis crónica es consecuencia de la constante presencia de secreciones e inflamación en las vías respiratorias. El exceso de moco y el edema (hinchazón de las paredes) estrechan las vías aéreas, y generan falta de aire. 
Existen muchas causas de EPOC, pero la más frecuente es fumar cigarrillos. Las partículas irritantes inhaladas estimulan la producción de moco en las glándulas que lubrican las vías aéreas, y causan edema, es decir, que las paredes de los bronquios se hacen más gruesas y estrechan su luz. Otros factores medioambientales (exposición a polvo de ciertas sustancias en el trabajo o contaminantes ambientales) pueden desencadenar EPOC, y algunos genes pueden predisponer a la aparición de la enfermedad. 

CÓMO SE ESTABLECE EL DIAGNÓSTICO DE EPOC 

La EPOC se manifiesta con tos, falta de aire (o disnea) y secreciones respiratorias (conocidas como esputo). La fatiga también es parte del cuadro clínico. Es común que los primeros síntomas se interpreten como "tos del fumador" o "falta de estado físico". Pero con el tiempo, se hacen más intensos e indican que los pulmones no están funcionando correctamente. 
Es probable que una persona tenga EPOC si presenta tos con expectoración (esputo) la mayor parte de los días durante 3 meses, en dos años consecutivos, en ausencia de cualquier otro motivo. 
Ser fumador es un antecedente a favor de que se trate de EPOC. Otros antecedentes de valor para el diagnóstico son la exposición a contaminantes o químicos, y la forma en que empezaron los síntomas. El diagnóstico se confirma con un estudio: la espirometría. Para realizar esta prueba, se le pedirá que respire dentro de un tubo conectado a una máquina, que mide la cantidad de aire que se mueve hacia adentro y fuera de sus pulmones; de esta manera se evalúa si hay obstrucción en las vías respiratorias y en qué medida. Otros estudios por imágenes y análisis en sangre ayudan a evaluar el estado físico y la repercusión de la enfermedad. 

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO? 

La primera medida es dejar de fumar. Dejar el hábito tabáquico alivia los síntomas, pero en general se requiere terapia de apoyo específica. 
Existen diferentes fármacos para ayudar a que las vías respiratorias se dilaten (broncodilatadores), para disminuir la inflamación (antiinflamatorios) y para tratar las infecciones (antibióticos), si fuera necesario. La medicación debe tomarse siempre, incluso cuando no se perciba que esté haciendo efecto. No siempre es necesario tratar la tos; a veces, es un mecanismo para eliminar flemas o irritantes de los bronquios. Si se debe al tabaco, la tos no se detendrá hasta dejar el hábito de fumar. Para facilitar la eliminación del esputo pueden usarse expectorantes o mucolíticos, que hacen menos espesas y adherentes las secreciones mucosas. 
Hasta el momento, no hay ningún tratamiento que pueda recuperar los alvéolos o los bronquios dañados; por lo tanto, la medicación debe tomarse regularmente por el resto de la vida. En algunos casos está indicada la cirugía "de reducción", para extraer parte de los pulmones que están sumamente lesionadas. 
Una parte importante del tratamiento es la rehabilitación pulmonar. Aprender a controlar la respiración y a ejercitarse de manera adecuada, es la mejor forma de mantener una mejor calidad de vida. La falta de aire puede llevar a reducir cada vez más la actividad física, y progresivamente, la falta de estado físico será mayor, así como la disnea, creándose un círculo vicioso. En la EPOC, es fundamental tomar el control de los síntomas , y no dejar que los síntomas controlen la actividad. 

¿QUÉ ES UNA EXACERBACIÓN? 

Una exacerbación o "brote" de la EPOC es un empeoramiento transitorio de los síntomas. Se reconoce porque las secreciones mucosas aumentan en cantidad y cambian de color hacia el amarillo, verde, rojizo o marrón, y la falta de aire se acentúa. La causa puede ser, a veces, una infección pulmonar. En otros casos, no se encuentra ningún motivo de la exacerbación. El médico puede decidir indicar antibióticos o la internación, para realizar más exámenes, buscar la causa y proporcionar oxígeno. En ocasiones puede ser necesario ayudar a respirar con un ventilador mecánico. 


CONCLUSIONES 
La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se caracteriza por la dificultad para eliminar el aire de los pulmones. Se manifiesta con falta de aire, tos, secreciones pulmonares mucosas y fatiga. 
Para definir el diagnóstico se deben considerar en conjunto los síntomas, si existe el antecedente del hábito de fumar (o la exposición a ciertos contaminantes o químicos ambientales) y los resultados de la espirometría. 
El empeoramiento brusco de los síntomas se conoce como exacerbación de la EPOC. Puede ser causada por una infección, y a veces se indica el tratamiento con antibióticos. 
Fumar cigarrillos es la causa más importante de EPOC. Dejar de fumar es la primera medida para mantener el estado de salud lo mejor posible. Los medicamentos broncodilatadores, los mucolíticos y expectorantes, y los antiinflamatorios, ayudan a aliviar la falta de aire y a eliminar las secreciones. Un lugar cada vez más importante en la terapia es la rehabilitación pulmonar. 

PHX/CCI/0078/16. Desarrollado por Agencia Medica.



Mostrar Todas